Page 7 - Mensajes Escritos de la Dra. Ilya Carrera - SIGUE ADELANTE
P. 7

dra. Ilya carrera   6


                    Esta parábola nos  enseña acerca de la oración y él no desmayar,

               todo el mundo ora, pero muchos tienen  problema en el desmayar,
               en el rendirse, en el permitir que pensamientos negativos hagan

               nido sobre su cabeza y dicen: Esto no se va a dar, este hombre nunca
               se va a convertir.



                    A pesar de que la palabra perseverar forma parte de nuestro

               alfabeto nunca la utilizamos, siempre decimos: Todo lo puedo en
               Cristo que me fortalece. Manténgase orando y haciendo su parte

               porque la oración es la clave. Orar es mantenerse intercediendo ante
               Dios y también adorando, manténgase con confianza en el corazón

               sabiendo que Dios va a hacer cosa tremenda con nosotros.



                    Un grupo vamos a viajar a Israel dentro de pocas semanas y nos
               van a atender unas personas israelitas y me dijeron:  Mira Pastora

               te vamos a llevar a nuestro viñedo y a Siloh.    Siloh  es lugar donde
               nunca he ido a pesar que viajado muchas veces a Israel, este lugar

               es donde Ana clamó por Samuel, cuando ella estaba estéril y tenía
               una Penina, otra mujer del marido que la molestaba.  En ese lugar

               ella insistió, insistió, e insistió en oración y Dios le regaló a su hijo
               Samuel.



                    Eso es tremendo, tengo el corazón lleno de mucha alegría y de

               mucho gozo y le digo algo:  Aunque el ser humano se haya olvidado
               de usted Dios  no  se olvida.    Al  ser humano se  le  pueden haber

               olvidado las promesas que Dios le ha hecho porque el mundo es así
               y se olvida.  Justifiquémoslo, puede ser  porque tiene muchas cosas

               dentro de su mente, pero a Dios no se le olvidan las promesas que
               él le ha hecho y todas vendrán a cumplimiento.



                    Salmo 121: 2 Mi socorro viene de Jehová, Que hizo los cielos
               y la tierra. 3 No dará tu pie al resbaladero, Ni se dormirá el que

               te guarda.
   2   3   4   5   6   7   8   9   10   11   12