Page 5 - Mensajes Escritos de la Dra. Ilya Carrera - SIGUE ADELANTE
P. 5

dra. Ilya carrera  4




               nosotros, pero nos toca tener fe y confianza y cada palabra de fe es
               una semilla en su corazón.



                    A mí me gusta mucho hablar de la fe porque la fe mueve

               montañas porque sin fe es imposible agradar a Dios y cada mañana
               cuando me levanto quiero agradar a mi Dios ¿Y usted?  Así que la fe

               es importante.



                    Cada uno sabe si confía en Dios o no, el termómetro se llama fe
               y nosotros sabemos en quien hemos creído, así es que confiamos

               en nuestro Padre Celestial.     Dice que la fe viene por el oír y el oír
               la palabra de Dios, una palabra que se comparte es una semilla, una

               semilla que va a crecer.   Todas las promesas que Dios le ha hecho se
               van a cumplir, cada palabra de fe que esté en su corazón va a crecer,

               esa semilla va a venir a cumplimiento y usted verá la gloria de Dios
               sobre tu vida.



                    Dice la Biblia que esta viuda llegó a ser molesta para este hombre,

               a él le molestaba ella y quizás pensaría: Ahí viene esa mujer de nuevo
               con la misma cosa de siempre, con la misma petición.   Quizás como

               le pasa a algunos padres cuando los hijos están diciendo: Mamá
               llévame a tal lugar, ya te dije que sí, ya te dije que sí.   ¿Sí o no?



                    Llegó el momento en que dice el juez: Pues toma mujer.  Ella fue

               molesta para este hombre y él le dio lo que ella pidió, no sólo por ser
               un favor si no para quitársela de encima.    ¿Sabe lo que esta mujer

               tenía en su vida? Tenía lo que se llama perseverancia.   Esto es lo
               que nosotros tenemos que desarrollar en nuestras vidas, lo que los

               niños tienen que aprender, lo que toda persona necesita aprender,
               a perseverar en el Señor siempre porque Dios hará maravillas.



                    Dígale a alguien: No te rindas y persevera.
   1   2   3   4   5   6   7   8   9   10